En Bilbao… Extrema(dura)unción

Bilbao, España. Se celebró la sexta corrida de la Aste Nagusia 2018 con un poco menos de media plaza y con cielo encapotado. Se lidiaron seis toros de El Parralejo muy bien presentados pero vacíos por dentro. Sin fuerzas, mansos, sosos, sin casta. Sólo el segundo peleó bien en el caballo y llegaron a la muleta parados y sin energía.

Antonio Ferrera: Palmas y saludo desde el tercio.

Miguel Angel Perera: Silencio tras aviso y pitos.

Ginés Marín: Silencio y silencio.

________________________

Con esta licencia idiomática se refleja lo que la tarde de hoy y las que hemos padecido en los dos días anteriores en Bilbao evidencian de la situación de la fiesta brava en estos momentos. Tendidos vacíos, toreros que no interesan, figuras acomodadas y ventajistas, toros descastados y desánimo generalizado.

Por coincidencia tres toreros hechos en Extremadura llevaron a sus espaldas una tarde aburridora y sintomática de lo que sufrimos todos quienes respetamos y queremos este espectáculo. Así está hoy el toreo, enfermo in extremis, esperando que le den la extremaunción pues el sistema está podrido. Si no se hace algo de manera urgente pasará a mejor vida muy pronto.

Hay un atisbo de luz, una medicina milagrosa que viene importada desde las landas, desde Francia, que evidencia que un enfermo en esta condición podría recibir ese tipo de terapia de choque, sino es así no me explico yo como hacer para sacar de este cuadro cuasi mortal a la fiesta de los toros

El momento del toreo actual se puede resumir en la actuación de Miguel Angel Perera, una de las llamadas figuras, un torero que ha tenido tardes de gloria en Madrid y temporadas de triunfo pero que después de terribles percances, como el de Salamanca de hace unos años, ha bajado demasiado su caché, no atrae al público, no tiene seguidores y su toreo no dice absolutamente nada.

Ventajista y perfilero, pasó a su segundo toro, el único que se salva de la quema por como fue al caballo. Siempre llevándolo con el pico de su muleta, tanto así que algún aficionado se encargó de recalcárselo toda la faena hasta que después de dos tanditas sin ajuste esta se diluyó sin remedio.

__________________________

__________________________

No se puede estar así en una plaza de esta categoría señores, si es para estar así mejor dejar espacio a otros toreros con ganas de comerse el mundo.

Esto mismo va para los Ponces, Julis y Manzanares que en la mismísima Bilbao no tienen empacho de ponerse a destorear pasándose los toros a distancias sonrojantes.

Lo peor es que al día siguiente hojeas los periódicos y les dicen que fue de seda y sol.

¡Allí también está el pecado!

En el quinto Perera se inhibió completamente, que dado su carácter de torero consagrado resulta desconcertante, porque se vio que no supo como meterle mano a este toro. Creo que este torero está de vuelta y es hora de dejar paso a otro tipo de toreros con mucha más ambición.

Ginés Marín estuvo tirando líneas toda la tarde, en dos actuaciones deslavazadas y anodinas, aburriendo a todos y aburriéndose a si mismo. No sé donde habrá aprendido la técnica de torear este chico pero se ve que aprendió fue todos los trucos y ventajas posibles. Y se supone que es uno de los diestros que representa la renovación del escalafón, si es para esto que le vimos en Bilbao mejor nada de renovación. Así no es señor Marín.

__________________________

__________________________

Dejo de último a Antonio Ferrera porque en algo se salva por su voluntad y sus deseos a pesar de haber estado al hilo del pitón en gran parte de su faena al primero de la tarde, de la que se rescatan algunos muletazos cuando finalizaba su actuación.

En su segundo, el pavo que causó sensación en las redes sociales y en su salida al ruedo, puso todo de su parte para que el inválido diera algo de juego. El toro que era pura lámina debió ser devuelto por su extrema falta de fuerzas.

Sigue el presidente mostrando que es duro para conceder las segundas orejas pero nada más.

Allí estuvo Ferrera machacón y empeñado en sacar algo pasándole a media altura y de esta manera se llevó algo del reconocimiento de un público bilbaíno, al que se le nota hastiado de este tipo de corridas y de la actitud de las mal llamadas figuras.

__________________________

__________________________

La fiesta actualmente es un castillo de naipes que con un soplo más se vendría o que queda al suelo, o lo que han dejado quienes se llevan la gran torta de este pastel. Entre taurineo, figurillas, ganaderos acomodados y prensa pesebrera la tienen al borde de la muerte. Solo un milagro la puede salvar.

Bilbao se ve casi perdida, Sevilla y Madrid tienen síntomas de grave contagio. En América salvando algunas plazas la situación no es distinta. O vienen los electro choques o la extremaunción está muy cerca. Dura… pero cierta.

____________________________

@TorosenelMundo_

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________