En Mont-de-Marsan… Chacón lidiador, oreja de Pepe Moral y valentía de Leal

Mont-de-Marsan (Francia). Domingo 21 de Julio. Última de Feria de La Madeleine. Toros de Dolores Aguirre, de correcta presentación con trapío, salvo el 6°. En líneas generales, el encierro fue bravo en el caballo, pero sin exceso. El tercero se rajó pronto. Lleno en los tendidos.

Octavio Chacón: Vuelta al ruedo tras petición y silencio.

Pepe Moral: Ovación con saludos y oreja.

Juan Leal: Ovación con saludos y palmas de despedida.

Detalles:

Octavio Chacón fue herido en la mano izquierda, entrando a matar a su primero. Pasó por la enfermería y siendo jefe de lidia, volvió al ruedo en el tercio de varas de Juan Leal. Tras la muerte del cuarto, abandonó el ruedo para ser operado.

____________________________

El primer de la tarde, un toro colorado, serio, pero huyó de los engaños nada más salir. Octavio Chacón en buen lidiador, dio la cara se fue a por él. El toro resultó a la postre reservón, pero se arrancó al relance en el primer encuentro con el caballo. En el segundo encuentro, salió huyendo por su mansedumbre, pero se puso a empujar en el tercero y cuarto encuentro. El público reconoció el esfuerzo por la lidia que se le hizo.

Brindó su faena al maestro Richard Milian presente en el callejón. Inició su trasteo con derechazos y un soberbio pase del desdén en el tercio. Consiguió aprovechar la humillación de su oponente en el inicio de su faena toreando en redondo con un toro que transmitió al tendido y que gustó, al intentarlo con la mano zurda, se vio enseguida que allí no era posible. El toro ya se había orientado y resultó complicado. Optó por los aceros y colocó una estocada entera tras un pinchazo en el cual fue herido en la mano izquierda. Tras petición dio la vuelta al ruedo y pasó por la enfermería.

Con el cuarto tuvo que recibirlo andando con él por atrás hasta los medios, se le notó su oficio de lidiador. En varas entró en tres ocasiones en la cabalgadura de Juan Melgar, en los dos primeros encuentros, poniendo bien la cara, pero en el tercer encuentro, cantó la gallina. En banderillas fue áspero el toro. Con la franela, el toro se quedó corto y reservón en los viajes, lo que impidió una faena ligada, tuvo que aprovechar Octavio Chacón de su oficio de lidiar para hacerse con él. Mató pinchando en varias ocasiones y acabó el astado por echarse. Fue silenciado. Con permiso de la presidencia, abandonó la plaza para ser atendido de su herida.

El segundo para Pepe Moral, lo recogió por verónicas, lucido fue el remate. En varas fue en dos ocasiones metiendo los riñones en el peto siendo fuertemente castigado. Brindó su faena al público viendo que podía con él, supo aprovechar las pocas arrancadas del burel toreando en redondo, pero el astado se rajó pronto y allí lo lidio en tablas. Habilidoso, acertó con el acero al hilo de la talanquera. Se le premió con una ovación con saludos.

El quinto fue un toro con trapío, serio que entró en varas en dos ocasiones, con bravura, metiendo los riñones y bien picado por Juan Antonio Carbonnel. En banderillas, el astado se frenó en los capotes de brega y fue complicado para la cuadrilla. A pesar de estar orientado el burel, Pepe Moral anduvo muy firme con él, cruzándose y cargando la suerte, muy valiente, toreó en redondo con la mano relajada de muy buen sabor. Ligó trazos con la mano zurda dibujando naturales profundos. Mató de una estocada entera pero tendida y desprendida. Fue premiado de una oreja que cierto sector de la plaza protestó.

Barbeó las tablas el tercero de Dolores Aguirre que correspondió a Juan Leal que no pudo lucirse con el percal. En varas, derribó la cabalgadura en el primer encuentro, en el segundo encuentro, colocó mejor la cara. Brindó la faena de su oponente al respetable y allí desde los medios, de rodillas, le pegó cuatro derechazos ligados. Luego, ofreció varios derechazos, pero el toro cambio a peor, hasta llegó a cogerle, iniciando un natural, de forma aparatosa, aunque afortunadamente sin consecuencia. Luego Juan Leal nos mostró su toreo ojedista en cercanías, con dos dosantinas, se la jugó literalmente. Falló con los aceros con un pinchazo y otro hondo y varios descabellos por lo que todo quedó en una ovación con saludos.

El que cerró plaza y feria, fue muy feo de hechuras y de poco trapío, por lo que fue protestado por el público de salida. Poco pudo hacer con el percal el de Arles. Cumplió en varas sin exceso. Con los garapullos resultó probón impidiendo el lucimiento de los de plata. Luego con la franela, cautivo al público, iniciando la faena en los medios con pases del péndulo y ligando con la diestra. El torero galo fue recortando las distancias y de nuevo mostró su toreo de cercanías, dosantinas y derechazos con el compás muy abierto y asentado en el ruedo. Acabó su trasteo en los pitones siendo muy valiente buscándose poner el público en el bolsillo. Mal logrado fue con el acero, colocando un feo bajonazo. Le acompaño las palmas en su despedida.

____________________________

Ir a la galería

____________________________

@PhilippeGilMir

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________