En Madrid… Un gran Toñete pasado por agua

Las Ventas, 21 de mayo. Decimocuarta de la Feria de San Isidro. Dos tercios de entrada. Con novillos de Conde de Mayalde. Por lo general bien presentados y con movilidad. El sexto fue el que tuvo más raza.

Pablo Atienza: Silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.

Alfonso Cadaval: Saludos tras petición y silencio.

Toñete: Saludos y oreja.

________________________

Abría plaza Pablo Atienza, ante un novillo mansito y aquerenciado. En el peto del caballo de picar se estrelló. El novillero compuso una faena sencilla pero que debido a la sosería del animal no consiguió decir nada al público. No terminó de encontrar su lugar y llegó a escuchar el primer aviso.

Con más entrega se mostró cuando decidió en el cuarto de la tarde acercarse a la puerta de toriles para recibir a portagayola. No entró mal al caballo. No le corrió mal la mano el joven pero le faltó acople y eso el tendido lo vio rápido. El novillo fue a menos y todo quedó en el silencio tras escuchar dos avisos.

Turno para Alfonso Cadaval, quien recibiría a un segundo de la tarde con buena presencia. Sin embargo huyó del caballo y no humilló en ninguno de los tercios. Le dio distancia en la faena comenzando en los medios. El astado exigió al novillero un buen hacer y colocación, quien supo estar a la altura. El novillo fue a menos de nuevo por lo que concluyó con una estocada que fue trasera.

Con buenas verónicas y bien estirado recibió Cadaval al quinto de la tarde. Se dañó el novillo tras pegar una voltereta y estrellarse en las tablas. Se vio acusado en su forma de embestir. Apareció el viento y se escucharon los primeros truenos. Todo se vio más deslucido y poco transmitió el joven. Tomó los aceros dejando una estocada trasera y tendida para tres posteriores descabellos.

El tercero de la tarde fue protestado de salida, un novillo para Toñete, quien voló el capote con gran gusto. El animal tuvo clase pero le faltó mejor físico. Pudo mostrar su toreo, con despaciosidad y torería pero el tendido no lo recibió así. La estocada fue caída tras un pinchazo.

Hubo que esperar al diluvio y granizo para ver la mejor actuación de la tarde, un Toñete con mucha técnica ante un sexto majete. Comenzó con el capote provocando la embestida del animal. Brindó al público. El novillero ya sabía que esa iba a ser su faena. La tromba de agua fue espeluznante; sin embargo y a pesar de todo ello, Toñete toreó. La verdad se impuso y la gente respondió. La estocada fue entera y la oreja concedida.

En conclusión, una tarde en la que la gente fue predispuesta a ver juventud, que es el futuro de todo esto. Cadaval mostró sus dotes en el segundo de la tarde y Atienza no terminó de encontrar su sitio. Sin embargo, Toñete hizo ver que la tauromaquia tiene mucha vida por delante siempre y cuando exista la bravura, no muy presente en la tarde de hoy.  Por todo ello, y a pesar de las inclemencias del tiempo, “He estado en los toros”.

____________________________

Ir a la galeria de Muriel Feiner

____________________________

@pablobielsa5

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________