En Vic-Fezensac… Complicadísimo lote de Raso de Portillo

Vic-Fezensac (Francia) “Joseph Fourniol”. Domingo 20 de mayo, vespertino. Cuarta de la feria del Toro de Pentecostés, con tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Raso de Portillo y uno de El Quiñón del mismo propietario. Bien presentados, muy astifino el cuarto, pero ofrecieron escasas posibilidades. Con mucho peligro e imposible de lidiar tercero y cuarto. Distraídos y complicados los restantes. Con más opciones el primero.

Octavio Chacón: Ovación con saludos tras aviso y silencio.

Antonio Nazaré: Silencio y silencio.

Alberto Lamelas: Ovación con saludos y silencio tras aviso.

Detalles:

Angelino Felipe Niño de Santa Rita tuvo que ser atendido por el equipo médico sufriendo una luxación del hombro derecho siendo aparatosamente prendido por el tercero en banderillas. Pronóstico reservado.

____________________________

Octavio Chacón recibió a Parrillo intentando recibir por verónicas ganando terreno, el toro de salida mostró sus complicaciones. Le ha colado en dos ocasiones antes de ir a la cabalgadura. Bien cogido por Juan Melgar en el primer encuentro, acudió al segundo castigo con más distancia y repitió en la tercera vara. Fue ovacionado el picador. El gaditano estuvo muy digno con la muleta ante un toro nada fácil, se la jugó en varias ocasiones, puso tesón a su labor meritoria. Fallaron los aceros con dos pinchazos y tres cuartos de espada y otra casi entera caída con descabello. Tras un aviso, recogió una merecida ovación.

Parisino hizo cuarto, un toro mas delgadito pero muy astifino. No hubo forma de recibirlo con el percal, violento, distraído, fue muy complicado. Se colocó por sí mismo en tercio de varas. Acudió a la cabalgadura brincando a la altura del picador Santi Perez. Fue bien cogido en la primera puya quedándose encelado en el peto. Pero luego fue otro cuento… huyó de la puya en varias ocasiones, manseando claramente en el quinto encuentro quedándose bajo el peto gracias a la carioca. En banderillas, el toro se hizo dueño de la plaza. Resultó imposible de lidiar. Le tocó a Octavio Chacón una prenda con genio y sentido, quedándose distraído por todo. Tras muletazos de castigos nada pudo hacer a pesar de haberlo intentando con mucho coraje. Marró con los aceros en varias ocasiones, se silenció su actuación tras un aviso.

Antonio Nazaré se enfrentó a Volcadillo con quien no pudo acoplarse con el percal. En varas, se vino al relance sin ser colocado, empujando la cabalgadura, en el segundo encuentro se vino andando sin demasiada codicia al igual del tercer encuentro. Con la franela consiguió Antonio Nazaré extraerle tandas sobre todo con la diestra. Lo desengañó y pudo dibujar algunas tandas sobre el pitón derecho. Con el izquierdo quedó muy corto y la actuación del sevillano no cuajo por las escasas embestidas que ofreció. Mató de un pinchazo hondo y un bajonazo. Se silencio su trasteo.

Con el que hizo quinto, Tallista, serio y ofensivo salió como sus hermanos, distraído, atento en todo y en nada. No fue lucido el primer tercio siendo picado trasero y cabeceando en el peto en tres ocasiones. En banderilla resultó muy complicado, poniendo en apuros a la cuadrilla que banderilleó a la media vuelta. En la franela, se dejó torear algo más que sus hermanos, pero tuvo poca codicia, Nazaré lo toreó de uno en uno con valentía. Mató de una estocada entera en lo alto, pero fue silenciado su actuación.

Alberto Lamelas fue ovacionado ante la salida del tercero, y salió al tercio para recogerla. Reconocimiento a sus actuaciones anteriores. Recibió a Vedillo, un toro de El Quiñón, segundo hierro de la casa. Una estampa de toro, serio y con trapío. Fue complicado su colocación, y destacó la presencia de Octavio Chacón como jefe de lidia. Pronto enseño su peligro, otra prenda que cabeceó en el peto en los tres encuentros, empujó la cabalgadura en la segunda vara, saliendo distraído de las suertes causando el pánico. En banderillas fue prendido Niño de Santa Rita cerca de tablas que pudo ser mucho peor que la luxación del hombro. Otro ejemplar que se hizo dueño de la situación. Inició su trasteo Lamelas doblándose con él a base de macheteos. El toro estuvo siempre a la defensiva y Alberto Lamelas anduvo muy digno, valiente y entregado antes unas embestidas imposibles para el lucimiento. Fue una auténtica batalla espectacular, llena de sustos. Lo despacho hábilmente, pero con una colocación defectuosa y otro bajonazo que no se le puedo reprochar dado las condiciones de su oponente. Fue ovacionado.

Uño fue el nombre del que cerró el festejo, lo recibió con una larga cambiada de rodillas. ¡Este torero viene a por todas! Al igual que sus hermanos no tuvo un tercio de vara lucido, cabeceando en los tres encuentros. Brindó la muerte de su oponente al respetable e intentó extraer muletazos de uno en uno en una faena larga. Valiente este torero que no se deja nada atrás. El toro reponía mucho en cada embestida siendo cada vez mas corto. Remató con tres manoletinas en un toro nada fácil. No fue certero con los aceros, pinchazo, y media estocada perpendicular y caída, con dos descabellos. Fue silenciado su labor.

____________________________

____________________________

@PhilippeGilMir

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________