En Illescas… Majestuosa faena de Pepín Liria en su regreso a los ruedos

En Illescas, casi lleno faltarían unas 600 entradas, se han lidiado toros de las ganaderías de: José Vázquez (3º, 4º, 5º) y Montalvo (1º, 2º bis y 6º), varios justos de presencia, mansos, algunos hasta descastados, los peores tercero y sexto. El cuarto que resultó encastado, fue premiado con la vuelta al ruedo.

Pepín Liria, quién reapareció: Ovación y dos orejas con petición de rabo.

Julián López El Juli: Oreja y oreja

José María Manzanares: Silencio y silencio.

Detalles:

Tras 10 años alejado de los ruedos, reapareció, Pepín Liria, con el toro Mosquetero, siendo ovacionado. Con el cuarto de nombre Sureño, consumó una faena majestuosa, valiéndole la salida en hombros, en donde le acompañó El Juli.

_______________________________

El primer toro de nombre, Mosquetero, fue para, Pepín Liria, quien recibió ovación nada más romperse el paseíllo, se abrió de capa con una larga cambiada para luego dibujar verónicas ajustadas. Tras brindar en homenaje a sus compañeros, Víctor Barrio e Iván Fandiño, los que le motivaron a regresar a los ruedos, recibió al toro desde los medios con dos pases cambiados, faena en las cercanía, pero se ha pasado justamente de faena. Le ha dejado un pinchazo y después un estconazo. El premio se diluyó a saludar desde el tercio.

El cuarto de la tarde, el segundo del lote de, Pepín Liria, Sureño, ha cortado dos orejas y al toro se le ha dado la vuelta. El murciano ha estado, cumbre no; lo siguiente.

Majestuosa faena de, Pepín Liria, en donde no se ha dejado nada. Derechazos, naturales, todo tipo de recursos, molinetes. Ha sido en verdad, una de las faenas importantes, sin ningún pero; tanto que en un momento se le pidió el indulto al toro, pero evidentemente no era un toro de indulto, ya que en el caballo no había cumplido.

Sin embargo, sí que es verdad que ha sido un toro encastado, que siempre ha tomado los vuelos por abajo. Pepín, ha toreado muy desmayado, sobre todo por el pitón derecho, también con la izquierda. Ha sido, reitero, sensacional la faena del maestro Liria, con algunos muletazos mirando al tendido, y los pases del desdén. Ha reaparecido con toda la fuerza y yo espero que sea para quedarse. De verdad genial la faena de Pepín Liria.

El segundo toro bis también de Montalvo, tras descoordinarse Zambo, El Juli, ha cortado una oreja, no ha habido petición unánime, pero se la han dado. Les puedo decir, que ha estado muy bien sobre el pitón derecho, faltó coger la izquierda. Una faena que fue de menos a más, muy medida. Al final, dejó al toro colocado con un abaniqueo para la suerte suprema. Le pegó un pinchazo en lo alto y un golpe certero de verduguillo. Por lo tanto, hubo petición pero no fue unánime, y ha sido una oreja un tanto benévola para El Juli, en su primero de la tarde.

En el quinto de nombre Adivino, El Juli, ha cortado una oreja. Un toro que ha estado muy justo de fuerzas, pero que Julián ha desplegado toda la torería andante que lleva adentro; la técnica, el saber estar. Lo ha toreado bien, no solamente por el pitón derecho también por el izquierdo. Muy despacio, muy relajado, en series en las que ha ido ajustándose a la medida que podía el toro por la escasa fortaleza. Se ha metido en el papel y la verdad ha estado muy por encima del toro, muy técnico, muy torero. La lástima es que dejó tras un metisaca, una estocada entera. No se quería dejar ganar la pelea, después de la majestuosa faena que ha hecho, Pepín Liria, en su reaparición después de 10 años.

El tercero, Galguito, primero de, José María Manzanares, algo mejor presentado que los otros dos anteriores, tanto el de, Pepín, como el de El Juli, pero un auténtico inválido. En el primer muletazo se derrumbó en la arena, la gente ha abroncado la situación del invalido en la plaza. Manzanares lo ha intentado, no obstante, ha sido imposible porque se ha derrumbado en varias ocasiones y sin opciones. Cogió la espada y le ha pegado media, luego un golpe certero de cruz y ahí se ha quedado la cosa, en división de opiniones.

Pero vamos, que todo ha quedado en el enfado generalizado del público.

Esto ha terminado con el sexto acto, protagonizado por, José María Manzanares. Una faena a, Diligente, que no ha llegado al público. Un medio toro que no ha terminado de romper, y que fue perdiendo el poquito fuelle que tenía con el que Manzanares no se ha acoplado. Y lo único decente ha sido un volapié, una estocada desprendida, y todo ha quedado en leves palmas para Manzanares, quien se ha ido de vacío en una tarde en la que han faltado unas 600 personas, para colgar el cartel de “No hay Billetes”.

Insisto el que llegó para quedarse es, Pepín Liria, quien protagonizó la majestuosa faena de la tarde.

__________________________________________

__________________________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________