Habla Mons. Coronado Arrascue de la negativa municipal para novillada de Chota

La ciudad de Chota, como toda la región de Cajamarca, al noreste andino del Perú, es eminentemente taurina. Casi todas su provincias y distritos celebran o rematan sus fiestas patronales con corridas de toros cada vez más formales. En la Plaza de Toros El Vizcaíno de Chota, se da la que sin duda es la más importante feria del país luego de la Feria del Señor de los Milagros en Acho, Lima.

No obstante, por una cuestión de amorcillamiento de las estrategias de gestión o simplemente desdeñosa mirada, siempre se obvia incluir en ella una novillada cuando lo más acertado sería que a tono de las grandes ferias, la de Chota lo fuera también a carta cabal.

De nada vale hacer esfuerzos estratosféricos procurando acartelar a figuras cuando se carece del juicio y criterio elemental de promover el surgimiento de nuevas caras y nombres que sí los hay pero que están allí aguardando una oportunidad para mostrarse que siempre les resulta un imposible.

Una novillada pre ferial en nada, pensamos, le restaría ni méritos ni públicos a la feria. Por el contrario, sumaría a engrandecerla, la dotaría de consistencia y concitaría mucha mayor expectativa.

Más todavía, cuando de por medio y de fin se halla el altruista beneficio para la comunidad de Chota como es la culminación de la edificación de la tan ansiada Catedral bajo cuyo propósito y entusiasmo lidera el Monseñor Ricardo Coronado Arrascue desde hace ya tres años organizando los festivales taurinos con singular éxito.

Por ello, nos comunicamos hasta la Diócesis  de Colorado Springs, USA, en donde es Vicario Judicial, Monseñor  Ricardo Coronado Arrascue, el mismo que en tono conciliador y reflexivo abriga la esperanza que las posiciones políticas dejen lugar a lo verdaderamente trascendente en bien de Chota y su fiesta de los toros, que es lo que finalmente alentamos suceda.

Aquí lo que nos dijo en exclusiva para @TorosenelMundo_

«El año que viene, 2019, celebraremos el cincuentenario de nuestra plaza El Vizcaíno de Chota. Los que en 1969 éramos niños recordamos, entre esperanzas y disculpas, los sueños de quienes nos heredaron ese hermoso, si bien inconcluso, coso. Aún se nota que sus exteriores son provisionales y los detalles de sus inacabados reclaman nuestra tarea.

«No obstante la afición de antaño hizo realidad la plaza y ésta a su vez promueve la afición postrera. Igual que por nuestra plaza, nuestra afición está llena de gratitud a quienes hasta ahora no han fallado en dotarnos de una feria taurina en honor a San Juan Bautista cada año. Gracias a todos. No deseo poner nombres para no ofender con mi falta de memoria e información. Muchos merecen esta gratitud.

«Tengo la convicción, no obstante, que a los aficionados de hoy nos queda una tarea ingente. Los esfuerzos pasados nos dejan casi a la par de otras plazas de mayor categoría. La actividad de esas plazas no se limita a tres de días al año. Suele haber una gran feria o temporada; pero hay otros festejos también a lo largo del año.

«En estos festejos, que pueden ser novilladas y festivales, el aficionado expande su conocimiento y afina su gusto taurino; los principiantes en el arte del toreo solidifican sus copiosos entrenamientos y se prueban los machos de ganaderías nacionales que pujan por un espacio. Eso es producir tauromaquia.

«Una plaza y una afición consolidadas no sólo disfrutan de las corridas formales sino que promueven la tauromaquia en todas sus facetas. No hacerlo es ufanarse de unos méritos que no son propios. Es pararse en el camino y dejar que nos venzan los retos de los tiempos y de las corrientes contrarias.

«Consecuente con estos principios había propuesto como anticipo al gran evento del próximo año un festejo extra, aparte del festival del primero de noviembre: una novillada pre-ferial que le diera mayor prominencia a la feria de 2018.

«La ganadería estaba dispuesta a dar los novillos a crédito y los novilleros resueltos a probar sus calidades y su promesa de futuro. Los frutos posibles de este evento servirían para pagar a los costos de la construcción de nuestra catedral.

«Al parecer esta iniciativa ha sido saludada con un pase de desdén y rematada con un desplante poco taurino. Se arguye el daño que representaría una novillada para el aforo de las tardes de feria. En mi pobre entendimiento no llego a comprender cómo un espectáculo de menor categoría dañe a la feria. La fecha propuesta era el 24 de junio, día en que las actividades colaterales de la fiesta no son de mayor relieve. Es el 23 cuando sanjuán pampa tiene su mayor asistencia.

«Opino que esta actividad sólo dará mayor entusiasmo a la afición y que acudirán de modo normal a la feria si es que esta está bien planteada. Una feria mal planteada espanta al aficionado por sí misma con o sin novillada. Si hay miedo a la novillada pre-ferial es porque se ofrece poco. No creo que sea el caso.

«Lo que sí sería de lamentar es que sobre la afición taurina de Chota, la única actividad que atrae a propios y extraños a esa tierra, pese más interés político o el protagonismo personal. Mi deseo es que la feria taurina deje de ser una plataforma política, pues en realidad, nunca un político, por más que se esfuerce, puede conseguir réditos políticos por los triunfos de un torero o el buen hacer de un ganadero.

«Nunca he sabido que un político gane favores por una buena feria; pero sí muchos que pierden apoyo por su mala gestión. Ni es bueno para el político personalmente inmiscuirse en la afición, máxime si el mismo no es aficionado y es fatal y frustrante para la afición estar sujeta a las veleidades del oportunismo político.

«Ha sido una máxima personal contribuir buscando el mayor esplendor de la fiesta sin interés económico personal, buscar el mayor beneficio social, y promover las mejores contribuciones de ganaderos y diestros de toda categoría y colaborar con las autoridades correspondientes, por eso me animo a escribir estas líneas para hacer públicamente dos propuestas que me parecen esenciales para el bien de la fiesta.

«Una es inmediata: que se realice la novillada pre-ferial en este año para el 24 de junio de 2018. Esta no le cuesta nada económicamente al municipio de Chota y dará mucha prestancia a la feria.

«Otra a mediano plazo: la creación de un patronato liderado por un procurador que gestione las siguientes ediciones de la feria, empezando la que corresponde al cincuentenario de la plaza El Vizcaíno. Para este fin los candidatos a alcalde deben certificar su colaboración en el futuro y este patronato debe formado por personas independientes de compromisos partidarios.

«Estas iniciativas no desean ser de confrontación ni animadversión con ninguna persona o institución. Deseo con ellas colaborar con los mejores esfuerzos al bien de la afición taurina en Chota como cumplimiento de los deseos de tantas generaciones.

«Estamos a un paso de ser una fiesta de real categoría. No dejemos pasar la ocasión«.

___________________

_______________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________