En Albacete… Centenario con mucha nostalgia de La Chata

Albacete, viernes 8 de septiembre de 2017. Primera de Feria Virgen de los Llanos. Se lidiaron seis toros de La Quinta, bien presentados, con juego diverso. Algo más de media plaza.

Andrés Palacios: Oreja y división de opiniones.

Rubén Pinar: Oreja y dos orejas.

Miguel Tendero: Silencio en ambos.

Detalles:

Tras el paseíllo, se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria de Dámaso González.

Miguel Tendero fue corneado en el sexto, aunque acabó con él, llevando una cornada de dos trayectorias, según nos informan.

____________________________

En su primero hemos visto buen toreo por ambas manos, a un buen toro, que fue a más, teniendo una respuesta adecuada por parte de Andrés Palacios, que lo remató de una buena estocada, teniendo que descabellar, al tardar el toro en caer. Fue premiado con una oreja y Salvador, n°28 de 522 kilos, cárdeno, fue aplaudido en el arrastre.

En su segundo cambiaron las tornas, pues Mataindia, n°1 de 503 kilos, negro mulato, no dio facilidades, llevándose dos varas, quedando mansote, que embestía pegando arreones, al que le administró una faena Andrés Palacios, más técnica que reconocida, pegando «el cante» con el estoque, teniendo que apuntillarlo, pues se echó aburrido. Mal por salir a saludar, tras división de opiniones.

Rubito de 501 kilos, cárdeno con el n° 26, fue aplaudido de salida. Lo recibió Rubén a pies juntos, rematando con una buena media y un «desdén capotero».Recibe una buena vara, que es aplaudida y tras brindar al público, una vez bien banderilleado, Rubén tiene que sobarlo, pues se queda algo sosote, pero lo mete en la canasta con suaves toques con la derecha. Trata de darle intensidad con la zurda, pero el toro sale con la cara alta, que desluce la buena postura de Rubén, que opta por alargar la faena, pero el toro no transmite. Invertidos que animan el cotarro, y con la de verdad, cobra una estocada recibiendo, que le hace caer sin puntilla, fluyendo los pañuelos y cortando una oreja.

El 5°, n° 70 de 558 kilos, de nombre Conejillo, negro entrepelao, es el mayor del encierro, algo bizco del izqdo., pero con un respetable pitón derecho, que recibe una buena vara, siendo aplaudido Daniel. Saluda el peonaje en banderillas y brinda Rubén al cielo. Tira bien del toro por la diestra, mimándolo y sin pegarle tirones, consiguiendo algún buen muletazo, que provoca los toques de la música. Trata de embeberlo con la zurda, pero el toro se muestra remiso y está a punto de llevárselo por delante. Toma precauciones de distancia el torero y por la derecha consigue algún circular completo, aunque algo «periférico». Se aplauden la voluntad y disposición. Invertido, rodillazo y a matar. Consigue una estocada sin puntilla y se le conceden las dos orejas. La segunda es algo protestada

Puerta grande y buena actuación del torero de Tobarra, que volverá el martes 12 con López Simón y Garrido y con toros de Torrestrella.

Mucha espectación para ver al que un día fuera La Esperanza de la Huerta en Albacete. Miguel Tendero recibe a Coquinero, n° 82 de 485 kilos, cárdeno girón, el de menos peso de los que salieron por chiqueros esta tarde, con un trasteo fácil, para sacarlo a los medios. Recibe una corta vara, pero en buen sitio, que le hace sangrar, y es bien banderilleado, teniendo que saludar los de turno, Francisco. Javier y Julián. Brindis a su mozo de espadas, Juan Ramón Martínez. Con unos buenos doblones, para centrar la embestida, lo saca a los medios. Buena composición con la derecha, que el público no sigue, distraído por algo sucedido en los tendidos, pues se ve la camilla de la Cruz Roja. Trata de calar en el respetable con la zurda, sin conseguirlo. Pinchazo y estocada. Silencio a toro y torero y todos a merendar, que es lo que procede en Albacete.

El sexto es el cárdeno más claro de los salidos esta tarde, de nombre Callejero, que luce el n° 77 de 516 kilos. Muy entipado al encaste y al hierro titular, que remata bien en tablas. Brindis al cielo y al público. Aparenta buena condición el toro, pero hay falta de acople, quizás por el poco bagaje de los últimos tiempos del torero. Se le viene encima y le propina una cornada, con dos trayectorias, pero Tendero se resiste a abandonar el ruedo; cambia la taleguilla por un pantalón vaquero, que le enfundan, y mermado de facultades, pero con pundonor, en dos entradas consigue acabar con el toro, que se había puesto peligroso, desarrollando sentido. Tendero es ovacionado al dirigirse por su pie a la enfermería.

_____________________________

Fotos: por cortesia de Javier Guijarro – Burladero.tv

_____________________________

@chatino12

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________