En San Sebastián de los Reyes… Tablas en el cierre

Jueves 31 de agosto de 2017. Plaza de toros La Tercera de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Un cuarto de aforo en los tendidos. Fiestas Patronales en honor al Santísimo Cristo de los Remedios. Última de abono. Novillada con picadores de Guadalmena, desiguales de presentación pero nobles y con movilidades en líneas generales, donde destacó el segundo. Con movilidad el primero, extraordinario con un gran pitón izquierdo el segundo, con transmisión el tercero, noble el cuarto, parado el quinto y deslucido el sexto.

Ángel Sánchez: Oreja.

Álvaro García: Oreja con petición de la segunda.

Emilio Silvera: Oreja.

Alfonso Cadaval: Oreja.

Carlos Ochoa: Oreja.

Marcos Pérez: Oreja.

Detalles:

A oreja por coleta en la novillada que puso fin a la Feria del Cristo de Los Remedios, donde Álvaro García pinchó una importante faena al natural, e impactó las maneras de Carlos Ochoa de un encierro de Guadalmena con posibilidades.

_____________________________

La novillada con picadores de San Sebastián de Los Reyes que puso el colofón a seis días consecutivos de encierros, terminó con seis novilleros disfrutando de una estimable novillada de Guadalmena, que colaboró con el triunfo del sextete de novilleros anunciados.

Todos ellos cortaron una oreja, aunque fueron de diferente condición muchas de ellas. De entre todos, dos nombres. Álvaro García y Carlos Ochoa. El primero pinchó una faena importante al natural en su pueblo tras un trasteo de gran belleza, y el segundo dejo huella con el quinto. Los demás, que también pasearon un apéndice muy barato, rozando en algunos casos la vulgaridad.

Álvaro García firmó una de las mejores actuaciones que se le recuerdan en San Sebastián de Los Reyes. Labor templada con capote y muleta, cuajando de salida a un novillo con hechuras de toro. Soltura se le intuyó en el primer lance al de Sanse, en un recibo con suavidad en sus muñecas. Aguaclara fue un novillo de bandera, que debió ser premiado con la vuelta al ruedo, tras una labor exigente por parte de García donde destacó su trasteo al natural, así como derechazos de mucho peso tras ir corrigiéndo los defectos a su oponente.

Casta y calidad desarrolló el de Guadalmena, con un crecido, Álvaro García, que pidió a gritos ante sus paisanos el salto al toro. No terminó de rubricar la actuación y pinchó una importante faena. Se le pidió el doble trofeo tras dejar una estocada tras pinchazo, aunque finalmente paseó una apéndice. Con honores. Álvaro García pide a gritos la alternativa. Será cuestión de tiempo.

Firmeza y rotundidad fueron las armas de, Carlos Ochoa, en su debut en La Tercera, y es que impactaron las maneras del madrileño y su desparpajo en la cara del novillo, donde destacó con una frescura y largura en muletazos de gran factura. Hizo el toreo de siempre frente al novillo mas exigente y astifino del buen encierro de Guadalmena, aunque pronto se acabó. Un par de tandas sobre ambas manos encendieron los tendidos. Un desatado Ochoa intentó dejar su sello por bernardinas, aunque el estrepitoso fallo con los aceros lo dejó todo en una oreja.

Abrió plaza, Ángel Sánchez, frente a un novillo terciado con el que se gustó con el capote. Labor sobre la diestra frente a un ejemplar que quiso espacio. Afeó la faena el madrileño en una labor encimista, en una actuación que faltó conexión con los tendidos. Dejó una estocada y paseó un trofeo.

Los andaluces, Emilio Silvera y Alfonso Cadaval no sé sabe muy bien que pintaban en el cartel. El onubense se estrelló frente a un novillo de lujo que no molestó en los capotes, con el que anduvo un tanto atropellado al natural. Firmó una labor de escasa transmisión y dejó un bajonazo. Oreja de pueblo.

El primogénito de Los Morancos, tampoco es que fuera una reencarnación de Joselito El Gallo y eso que fue todo corazón, pero se le vio por debajo del interesante Compañero. Muy valiente y de rodillas fue el inicio de una sobria actuación que no tuvo su refrendo con la espada.

Cerró la tarde, Marcos Pérez, en una labor vulgar y periférica, en un trasteo a la defensiva y sin ninguna transmisión. En vista del que el novillo se acababa, apostó por ahogarle la embestida y dejó unas luquesinas en medio de un mar de trallazos.

Seis orejas fue el balance del epílogo en Sanse ante una novillada de bandera de Guadalmena, aunque solo fueron de peso las de Álvaro García que mereció salir a hombros de no pinchar a su oponente, y la de Carlos Ochoa al que se le augura un futuro prometedor.

_____________________________

Foto: Luís Sánchez Olmedo

_______________________

@alb_bautista

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________