En Huelva… Cuatro orejas para Miguel Ángel Perera acompañado de David de Miranda

Plaza de toros de la Merced. 4 de agosto de 2017. Segundo festejo de la Feria de las Colombinas. Tres cuartos de entrada. Toros de Torrealta. Fueron parejos y de buenas hechuras. Tuvieron casta y fueron enrazados el tercero (3º) y el sexto (6º). Toro de movilidad el segundo (2º), al que el torero supo entender y, por ello, el público pidió la vuelta al ruedo.

Sebastián Castella: Ovación y ovación.

Miguel Ángel Perera: Dos orejas y dos orejas.

David de Miranda: Oreja y oreja.

Detalles:

Salen en hombros Miguel Ángel Perera y David de Miranda.

Saludó Curro Javier en banderillas en el segundo; Javier Ambel, hizo lo propio tras parear al quinto. En el tercero saludó Manolo Contreras.

___________________

Castella dio comienzo a la corrida de hoy  y de inmediato resaltó el original vestido azul y azabache del torero francés afincado en Sevilla. El primer astado de su lote mostraría querencia desde los primeros compases, y tras capotear al burel con los pies juntos, Castella contempló como el toro clavaba sus pitones en el albero y le costaba reponerse, lo cual le restó fuerza. En el caballo no se empleó, apenas y llegó, mientras con las banderillas pasaría sin pena ni gloria. En cuanto a la faena, únicamente se pudieron ver pases de calidad por el pitón derecho, pero sin ligazón ni ritmo, ya que el toro no humillaba, por lo que no permitía pases limpios y depurados, al estar punteando el engaaño. El torero estuvo por encima del astado con su actitud, pero poco le pudo sacar a un manso de solemnidad. La estocada fue tendida y recogió las palmas del público en reconocimiento a su actitud torera.

El jabonero cuarto entraría a la verónica de Castella de una forma muy suelta, pero continuando con la tónica del lote del francés,  el toro no empujó en los primeros compases y no dijo mucho en los tercios de la lidia. Tras brindar al público, comenzó su faena por estatuarios, para más tarde emplearse al natural. Obtuvo poca ligazón, lo que era de esperar debido a la poca fuerza del toro. Entendió Castella que podría obtener algo más por el pitón izquierdo, pero nada más allá de la realidad, ya que el derecho era su lado. Ligó por ahí tandas en las que el toro se vino arriba y se pudo conjugar su actuación con el favor del público, que estaba de parte del diestro. Finalizó con una estocada que asomaba, y tras petición de oreja, sólo cosechó la ovación sincera y entusiasta por parte del tendido.

Miguel Ángel Perera obtuvo el mayor éxito en la tarde de hoy, no es coincidencia, ya que es un torero sobrio, con técnica y sensibilidad. A su primer toro lo recibiría a la verónica impactando gratamente. Fijo tuvo la mirada Miguel Ángel cuando el toro acudió a los caballos en donde anunció mansedumbre ya que ni peleó, y después de esto, iba perdiendo fuelle conforme se desarrollaba la lidia. Saludó Curro Javier en banderillas por su buen hacer. Brindó Perera al público, él sabría lo que podía hacer con esa encrucijada que tenía enfrente. Y así comenzó en el centro del coso ligando de forma armónica. El toro se iba arriba gracias a la sapiencia lidiadora de Perera, que supo darle su aire, distancia, sitio, consintiéndole; y así comenzó a lucir la profundidad y clase en el toreo de Perera. Un toro obediente. El torero ligó por la mano derecha y por la izquierda, lo que ha constituido una propuesta de lo más equilibrada para satisfacción del espíritu. Fue mejor por el pitón izquierdo, con el que conectó con el público haciendo gala de una gran muñeca. El toro ayudaba con una correcta humillación y movilidad. Perera templó mucho y aguantó más y el público se lo supo reconocer. Dos orejas para el diestro de la Puebla del Prior, y una vuelta un excesiva al ruedo para el toro, ya que fue el torero quien supo obligarlo y conducirlo para mucho más.

De igual comportamiento sería el quinto de la tarde, ya que no se empleó en el caballo y fue perdiendo fuerza en los primeros compases de la lidia. Nuevamente un miembro de su cuadrilla saludó en banderillas, en este caso fue Javier Ambel. Perera se llevó a los medios al astado, para comenzar ligando unas series por la derecha con un toro que de nuevo se vino arriba, por la mágica muleta del de Badajoz. Por la izquierda también tuvo sus momentos de lucidez y ligó las series entendiendo de no atosigarlo y de irle consintiendo. Su profundidad y aguante, permitieron que los pases de pecho fueran eternos, y conectasen con el público. Al natural, templó Perera y gozó del buen favor del tendido. Otra vez, tras una estocada algo caída, cortaría dos orejas, desorejando así a su lote, y llevándose la admiración y cariño del público.

El tercer turno sería para David de Miranda, el cual saludó a la verónica al primero de su lote causando entusiasmo. El toro no tuvo fuerza en el caballo, pero más tarde ha tenido movilidad mientras avanzaba la lidia. En banderillas saludó Manolo Contreras, y tras brindar el diestro al público, comenzó por estatutarios su faena. El toro humilló en pocas ocasiones, pero el diestro entendió cómo superar esa contrariedad, para sacar lo mejor que tenía el toro. Ligó por la derecha unas tandas de categoría, y también por la izquierda, por lo que equilibró su faena y redondeó su actuación con el primero de su lote. Conectó con el público y entendió al toro. Tras pinchar, ha dejado una buena estocada, cortando así una oreja.

De idéntico comportamiento sería el sexto y último de la tarde. David de Miranda, de nuevo supo sobreponerse a la reticencia del toro, entendiendo lo que le pedía, y lo que debía de hacer para llevárselo a donde terminó acudiendo el astado. Los muletazos gozaron del justo equilibrio en ambos pitones, y cuajó a un toro de muy compleja lidia. Con su buen hacer y picardía, hizo que el público estuviera de su parte, y a un toro con movilidad en la faena, pudo sacarle lo mejor que poseía. Oreja para él, con la que se aseguró la puerta grande de Huelva.

En resumen, lo mejor de hoy lo puso Perera, el cual supo manejar y dar pases de categoría a los dos ejemplares de su lote, triunfando a carta cabal. David de Miranda, por su parte, lo acompañaría en la puerta grande lidiando de forma muy acertada al lote más complicado por su complejidad en la embestida y exigencia. Finalmente, Castella recogió dos ovaciones por lo poco que pudo sacar de su lote, que era el más manso de los tres. Hoy ha triunfado Perera, cortando cuatro orejas, con una plaza que ha estado entregada al festejo, y a la fiesta brava.

¡Viva la Fiesta!

__________________

Nota: Será, Alejandro Talavante quien sustituya a José María Manzanares en el festejo de este sábado.

_____________________________

@Duenases

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________