En Santander… Colombo contundente, corta una oreja; Pablo Mora, poco bagaje pero dijo mucho

Plaza de Cuatro Caminos, Santander. Segunda de la Feria de Santiago. Cerca de medio aforo, se lidiaron novillos de Zacarías Moreno, disparejamente presentados, muy cómodos de cornamenta; a excepción del tercero que peleó en el caballo, los demás se defendieron aventando cornadas de manso para deshacer el encuentro. Resultando mansos, acudiendo con la cara alta, tuvieron movilidad como el segundo, pero no basta eso para ser el digno representante de la Fiesta brava; el sexto, no participó en el sorteo, ya que era reserva, sin embargo, en lugar que la presidencia lo hubiera regresado tan pronto salió, lo mantuvo en el redondel, un diminuto ejemplar, impresentable.

Jesús Enrique Colombo: Ovación y oreja.

Daniel Menés: Silencio tras dos avisos en ambos.

Pablo Mora: Silencio tras aviso y ovación.

_____________________________

Jesús Enrique Colombo, es sin lugar a dudas, ahora mismo, el mejor novillero de la actual cantera, cada año han estado apareciendo, sobre todo desde hace tres, jóvenes que se significan por aptitudes excepcionales, el primero ha sido Andrés Roca Rey, después Luis David Adame y en este momento, el talentoso venezolano, Colombo.

Cada cien años, ocurre que tres toreros son designados por el destino para conducir a una cantera excepcional de buenos artistas para darle luz y fuerza al arte del toreo, y aquí están estos tres venidos del otro lado del charco, que por fortuna se han formado y consolidado en España.

Jesús Enrique, con su primero que resultó imposible, porque su mansedumbre desarrolló genio, la casta mala, ahí estuvo, muy a pesar de sus violentas acometidas no se movió ni un ápice. Lució con capa en donde con chicuelinas quiso recortar la huida del astado, derrochó recursos con las banderillas, y serena inteligencia con la muleta para dejar un espadas cuando el marrajo aquerenciado en tablas resultaba imposible de moverse.

Con su segundo, otro novillo manso, que tuvo cierta movilidad, le pudo y extrajo faena de sumo mérito, que fue reconocida en los tendidos. Bien los lances con el capote, con las banderillas otra gran exposición en este tercio; mientras que con la muleta pisó terrenos comprometidos sin inmutarse, llegando hasta aventar un derrote el novillo quitándole de un hachazo el chaleco, y Jesús, ni siquiera se miró la ropa. Vendría la rúbrica una gran estocada y la oreja que lo volvió a elevar como el triunfador del festejo.

Daniel Menés, ha estado correcto, pero hace falta mucho más para dejar niveles de trascendencia. No dijo esta tarde y menos con el acero.

Pablo Mora, si bien es cierto que es de menor experiencia, ha mostrado un horizonte halagüeño por su sentido del toreo, buenas maneras, extrayendo buenas series con el único que mostró bravura, y no se arredró sin se creció; y con el impresentable sexto que parecía no tener un pase, le sacó lo que nadie suponía tuviera, dejando en claro que bien guiado podrá ser un novillero sumamente interesante.

_____________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________