En Valencia… la diversidad de criterios del palco encrespa al público

En la plaza de toros de Valencia, con cerca de media plaza, se corrieron seis toros de Luis Algarra Polera, que siempre suelen ser garantía de calidad.

Francisco Rivera Ordóñez Paquirrí:  Aplausos y aplausos con algún pitito.

Paco Ureña: Aplausos, siendo conducido a la enfermería y se corrió el turno -así que toreó al sexto- oreja con fortísima petición de la segunda y gran bronca al presidente.

Alberto López Simón: Oreja y silencio.

Detalles:

Corrida de mucho interés, para distintas clases de público, pues unos venían a ver a Francisco Rivera Paquirrí, que de despedía de Valencia, otros a ver la buena evolución de Ureña y otros a ver cómo estaba López Simón, sin la compañía de Julián Guerra.

_____________________________

El primero de Agarra con 575 kilos, para, Paquirri, estaba bien presentado, algo cornipaso y con cuajo. Recibió una buena vara y tras un quite de Ureña con mucha maestría capotera, se Lucía Paquirri en banderillas en esta despedida. No brindó y realizó tres series con la derecha, que sin estar mal, no levantaron ningún clamor. Se entretiene en dar pases, que más que despedida, suenan a no estar ya entre las “querencias” de los aficionados.

En su segundo, que hace cuarto, vimos como el toro se pegaba un “trastazo” contra el burladero de capotes, que lo dejó algo conmocionado, aunque acaba reponiéndose, embistiendo con clase, resultando ser un excelente toro de esta ganadería de Algarra. Paquirri no quiere banderillear y sus peones realizan una mala ejecución, cambiando el tercio con sólo 3 garapullos , cosa ilegal. Voluntad sin acople, que nos hace pensar el verdadero motivo de su despedida. Sencillamente ¡no está!

Ureña había sorteado y elegido por delante un toro de 540 kilos, que acerca demasiado al caballo, que humilla, pero sale flojete, y en la segunda vara lo coge bien el varilarguero, sin apretar. Tras brindar al público, Ureña hilvana algunos muletazos con más voluntad que profundidad. Se queda el toro y se empeña Ureña en acercarse y porfiar hasta que el de Algarra le propina una cornada, que lo conduce a la enfermería, al entrar a matar. Aplausos a la voluntad.

Se corrió el turno en el quinto y salió a torear el sexto, como si nada hubiera pasado, de 546 kilos, bien presentado, al que capotea con empaque. Lo mide bien en varas. Es banderilleado mal. Se pone a darle estatuarios en el centro del anillo, que ponen al público “a tono”, continuando  con una buena serie de derecha, que pide música. Sigue con unas tandas por esa mano diestra muy aplaudidas. Entregado Ureña, con torería de gran enjundia, acaba tirándose a matar o morir y logra una estocada sin puntilla, que algún defecto debió ver el presidente, pues por mucha insistencia del público, sólo le otorgó una oreja, consiguiendo armar el lío.

El tercero de la terna, López Simón lidiaba el 3° de 495 kilos, algo abierto de cuerna, con aparente trapío, pero que realmente no tiene. Brinda al público y torea con más voluntad que buen toreo, y con una buena serie de naturales nanaturam, y otra buena tanda con la derecha. Transmite más el toro que el torero. Falta de acople, convertido en un pegapases, que algunos aplauden. Arrimones que calan en el público, manoletinas incluidas. Aviso. Estocada algo caída, que hace rodar al de Algarra. Se pide la oreja y el presidente, algo facilón en este caso, la concede.

Sale a torear en quinto lugar, por el citado corrimiento de turno, un toro bien presentado de 555 kilos, que huye del caballo de turno y se va al que cubre puerta, demostrando mansedumbre y genio, más que bravura. Son aplaudidos los banderilleros de turno. Realiza una faena con muletazos sueltos con la mano zurda, sin ligazón, consiguiendo que el público se aburra. Torear a un mulo es como lavarle las orejas a un borrico, pues estás perdiendo el tiempo y el jabón. Se tira a matar, saliendo de la suerte como puede y tras varios descabellos consigue alterar la paciencia del respetable. Su labor es silenciada, estando los aficionados más pendientes de la salida al ruedo de Ureña, que como hemos descrito lidiaría el sexto y último de la tarde.

___________________________________________

___________________________________________

@TorosenelMundo_

______________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

______________________________________________________