En Ceret … Vuelta al ruedo para Máxime Solera y el picador Gabin Rehabi

Ceret, Segunda de feria con un casi lleno en los tendidos en matinal soleada y con rachas de viento molesto. Se lidiaron seis novillos de Raso de Portillo, bien presentados y de juego dispar, algunos exigentes, destacó el 6° por ser bravo en el caballo y noble.

Mario Palacios: Silencio en ambos y tuvo que entrar a matar por Daniel García Navarrete.

Daniel García Navarrete: Ovación con saludos y silencio, fue volteado feamente y paso por la enfermería.

Máxime Solera: Ovación con saludos y vuelta al ruedo.

Detalles:

Se conmemora el XXX aniversario de la ADAC (empresa organizadora).

Se anuncio por megafonía que Daniel García Navarrete estaba retrasado por estar en un atasco en la autopista viniéndose del hotel. Se tuvo que esperar unos 15 minutos para arrancar el paseíllo.

Tras parear al primero, se desmonteró Fernando Sánchez.

De forma sorprendente fue premiado el sexto novillo de nombre Universal, herrado con el número 33, de Raso de Portillo, de una vuelta al ruedo en el arrastre.

Fue invitado a saludar tras la muerte del sexto el mayoral de la ganadería, ¡que no era para tanto por las condiciones del encierro en general!

La ADAC premio al picador Gabin Rebahi de 300 euros por el mejor puyazo de la matinal, que fue el realizado en el sexto. Salió el jinete a recoger el premio acompañado de su montura para recoger la ovación.

____________________________

Salió el primer novillo de la matinal, que pudo parar su enemigo por verónicas y revolera. Tomó tres puyazos echando la cara arriba pero el último desde los medios. Pudo lucirse en banderillas Fernando Sánchez que recogió una ovación. Inició su faena Mario Palacios con un novillo de escasas fuerzas y de embestidas cortas, por naturales. Al novillo le faltó clase, se deja, pero con falta de calidad, no ha descolgado nunca y siempre con la cara arriba, le faltó casta. Debió el novillero darle técnica para aprovechar esa media altura. Estuvo el novillero prudente e inédito Rubrico de dos pinchazos y una media estocada trasera y oyó los silencios. Con el cuarto, también recibió tres varas, y también echó las manos arriba, pero empujo en el primer encuentro. Pronto se quedó el cornúpeta parado, le faltó clase y casta. Le aviso con el primer pase con la mano diestra y cambio enseguida con la zurda aprovechando el pitón izquierdo, siguiendo defendiéndose, el novillo no descolgó nunca y resultó complicado. El viento con sus fuertes rachas molesto al novillero. Mario Palacio consiguió sacarle algunos compases. Mato de una media estocada y dos descabellos Se silenció su labor.

El segundo de la matinal correspondió a Daniel García Navarrete no llegó a acoplarse con el percal ante la condición blandona del astado. Entró en varas en tres ocasiones humillando más. Inició su labor muleteril doblándose con él, y que aprovechó las escasas cualidades del novillo, principalmente por el derecho. Está el novillo justo de fuerza y le faltó transmisión, pero le consigue templarlo, en una lidia de uno en uno. Por el pitón izquierdo el novillo no tiene ni uno. Detalles hubo en el final del trasteo, el jiennense estuvo por encima del astado. Mató con tres pinchazos y una estocada entera, recogió una ovación con saludos. En el quinto, le correspondió un cornúpeta muy serio con trapío serio por delante y astifino, fue ovacionado de salida. Se le castigaron con tres encuentros en la cabalgadura. Le falto humillación. Daniel García Navarrete inicia su trasteo por doblones y necesita ser bien llevado. Le dio unos muletazos sueltos con la mano zurda de uno en uno que supo aprovechar. Por el pitón derecho no pasa y el novillo embiste con la cara alta. A la salido de un pase le perdió la cara al astifino astado que cogió al jiennense, de lleno quedándose mucho tiempo a merced de los pitones, fue llevado a la enfermería en donde temíamos la cornada. Al final todo resultó en un gran susto con un fuerte golpe en el muslo de la pierna derecha que nos confirmó el doctor de la plaza Claude Giraud en el final del festejo. Se hizo cargo de la muerte Mario Palacios con un pinchazo y una estocada casi entera trasera y habilidosa. Silencio.

El novillero francés y catalán Máxime Solera se fue a porta gayola pegándole un farol de buena factura seguido por un buen trasteo capotero, pero echando las manos arribas. En el peto entro hasta cuatro ocasiones, en la última vara desde casi el toril. Brindó la muerte al matador de toros catalán Enrique Guillén. Con la franela mostró su oponente su falta de casta y de fondo, revolviéndose mucho en los finales de los pases, aguantando los derrotes con la cara alta. El francés supo imprimir valor y mando. Mato de una estocada entera y tres descabellos con la mano zurda, ¡muy poco usual! Recogió una ovación con saludos del respetable. Con el que cerraba plaza Máxime Solera apostó fuerte volviendo a porta gayola con una larga afarolada a punto de ser cogido. El novillo tiene trapío y es ovacionado por el público. Entró hasta cuatro veces en el caballo que montó el picador galo Galin Rehabi que lució al astado en su excelente forma de picar con un vibrante cuarto encuentro. El novillo es brusco en sus embestidas con la cara a media altura y se orientó rápidamente en la mano diestra del novillero catalán que supo expresar firmeza y gusto en los muletazos con la mano diestra. Supo levantar los ánimos del respetable en una faena tremenda y profunda en el lazo zurdo. Pero en un momento de descuido estando descubierto con la mano zurda, el novillo lo prendió de forma aparatosa, pero sin consecuencias. Perdió un seguro trofeo por la espada que fue un feo bajonazo. El público le obligó a dar una merecida vuelta al ruedo que compartió con su picador Gabin Rehabi quien volvió al ruedo con su caballo de picar recogiendo su premio que la ADAC le concedió por su gran tercio de varas.

____________________________

@PhilippeGilMir

______________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

______________________________________________________