En Madrid… Beneficencia de decepción y oreja para El Juli

Las Ventas. 16 de junio de 2017. Corrida de Beneficencia. Lleno de No hay billetes. Toros de Victoriano del Río y uno de  Toros de Cortés (3º). Un sobrero de Domingo Hernández (2ºb). Los toros fueron mansos, y faltó la casta.  No permitieron lucirse a los diestros, ya que duraron poco y les faltó fuerza en las faenas.

Julián López El Juli: Silencio y oreja

José María Manzanares: Silencio tras aviso y silencio

Alejandro Talavante: Silencio y silencio.

Detalles:

Su Majestad el Rey Felipe VI mostró su apoyo a la Fiesta acudiendo al palco real en la corrida de hoy.

________________

La corrida de hoy viernes creó mucha expectación, por el nivel de los toreros comparecientes. El Juli, con su oficio y experiencia, el recuerdo del triunfo de Manzanares en la Beneficencia del pasado año, así como el triunfo de Talavante en San Isidro, cortando tres orejas en el cómputo global.

Abriría plaza el primero de la tarde para El Juli. Se movería en los inicios de la lidia, y el capote se emplearía solo en el segundo puyazo, pues en el primero se revolvió y cabeceó. En banderillas fue suelto. Empezó la  faena el diestro de Velilla de San Antonio, tras brindar al Rey. Lo sacó al tercio. Tuvo movilidad pero no embestía de forma redonda y con clase. El toro fue manso mostrando de inmediato su descastamiento, y el torero, tras intentarlo con la mano derecha, se lo llevó al natural para intentar proseguir con la ligazón, que fue escasa. Acabó con la mano derecha, y sin pensárselo más ya que se resistía a acudir el morito, se fue a por los aceros.

El cuarto de la tarde saldría desde el inicio muy ávido, lo que permitió a El Juli lucirse con el capote. Repetiría al entrar a los engaños y cumplió en el peto empleándose y empujando cuando le taparon la salida. Tuvo buen son en el desarrollo de la lidia. Presagió el toro un apasionante tercio de muleta. Ligó de forma adecuada en los inicios de la faena, con la mano derecha, y ofreció una tanda muy bien rematada con dos pases de pecho. Nuevamente continuó por la derecha, para más tarde llevárselo a la izquierda. Toreó con firmeza el diestro, arrimándose al astado. Se lo pasó de nuevo a la derecha, pero el toro fue a menos, y El Juli tuvo que pasárselo como pudo. Se entregó el diestro, tras un pinchazo dejó una estocada muy trasera y caída, que le valió una oreja, no exenta de protestas.

El segundo de la tarde, para José María Manzanares, empezaría a entrar al capote, ganándose así el torero el favor del respetable. En el primer puyazo empleó bastante tiempo, pero más tarde el público pediría su devolución. Saldría ahora un toro de Domingo Hernández, que sería presto al caballo, embistiendo con ambos pitones, cada vez por uno. Humillaba poco desde el inicio, y no tuvo un comportamiento equilibrado en el capote. En la faena de muleta, comenzaría el diestro con la mano derecha. A pesar de tener ritmo y repetir, las tandas no conectaron con el público y no hubo sentimiento. Con la izquierda veríamos la misma historia, pues el toro se vino a menos. En general, a pesar de su repetición y ritmo, más tarde se desinflaba. Estocada, como siempre, certera.

El quinto, para Manzanares, sería toreado de forma muy correcta a la verónica. Se lo llevó al caballo, en donde se estrelló en el peto y le taparon la salida. El toro iba con la cabeza a media altura, pero comenzó a pesar su mansedumbre. Sí, nada más allá de la realidad, pues el toro fue de más a mucho menos en la faena, y la fuerza que tenía en los inicios, desapareció en la faena. No tuvo fuerza ni ritmo ni nada, y a pesar de intentarlo por ambas manos, el toro no dio opciones al alicantino. Se rajó pronto, e hizo que Manzanares no haya repetido la gloria de su pasada comparecencia en la Beneficencia.

Talavante torearía en tercer lugar, a un toro que iba a media altura, cumpliría en el caballo. Creó unas buenas expectativas durante el desarrollo de la lidia. Brindó al Rey, y comenzó la faena al natural. Tuvo mucha fuerza el toro desde el inicio del tercio, y recorrido, pero a pesar de ello, se pronunció el defecto de acudir con la cara alta. Se rajó pronto. Talavante, como es habitual, intentó y puso todo de su parte, pero no hubo toro. La estocada fue efectiva en su segunda intentona.

El sexto y último sería serio, y embestiría con una engañosa movilidad. En el capote tuvo buenas intenciones, pero su mansedumbre se hizo evidente en el caballo, llevando la cara muy arriba. Cabeceó bastante durante la lidia, dejando pocos detalles de calidad. Fue breve la faena de Talavante al sexto, ya que el toro no tenía ningún tipo de condición. No tuvo fuerza e imposibilitó la faena. No hubo toro. Lo intentó por la derecha, pero rápidamente se fue a por los aceros.

Fue una decepción la Corrida de la Beneficencia de hoy, ya que a pesar de las expectativas, los toros no aguantaron en las faenas, incluso uno fue devuelto. Los astados no embistieron, la mansedumbre, el descastamiento y hasta la invalidez fueron los elementos que dieron al traste con el festejo.

La plaza se llenó, pero lo cierto es que el aburrimiento en el tendido fue palpable. Julián López El Juli fue el único que sacó provecho de la corrida de hoy, cortando una oreja. Mañana volveremos, nuevamente con altas expectativas. ¡Viva la Fiesta!

_____________________________

@Duenases

_____________________________