En Madrid… Ni toros ni toreros

Las Ventas, 29 de mayo de 2017. Decimonovena de la Feria de San Isidro. Con toros de Jose Luis Pereda, de buenas hechuras pero faltos de fuerza y bravura. El sexto se movió con algo más de clase.

Morenito de Aranda: Silencio y silencio.

Iván Fandiño: Ovación y silencio.

Gonzalo Caballero: Ovación y vuelta al ruedo tras aviso.

Detalles:

­­­­­Se guardó un minuto de silencio por el que sería el treinta cumpleaños de Víctor Barrio; torero fallecido en la plaza de toros de Teruel en la temporada pasada.

_______________

Ni toros ni toreros es lo que resume este festejo. Cierto es que tuvieron clase algunos astados pero les faltaron lo fundamental, la bravura. Tampoco supieron conectar con el toro los diestros, de los cuales sólo destacar a Gonzalo Caballero en el sexto, llegando a dar una vuelta al ruedo.

Salió huidizo del caballo el primero de la tarde, para Morenito de Aranda. Perdió las manos en numerosas ocasiones. El toro no humilló. Comenzó la faena con suavidad y tandas cortas, lo que exigía el animal, ya que al quinto muletazo perdía las manos. El diestro lo intentó pero no tuvo opción alguna de transmitir al tendido. Finalizó con media estocada tras pinchazo.

El cuarto de la tarde, para Morenito, saldría desentendido desde el inicio, pues tras esperarlo a porta gayola, el toro se despistó y no hizo ni caso al matador. En el tercio de varas tampoco dijo nada, pues no apretó en el caballo. Tardaba en arrancarse y no hubo opción alguna de movilidad. Consiguió sacarle alguna buena tanda en la faena con la mano izquierda, para más tarde repetir la misma actuación, pero en el momento en el que le exigía, el toro se venía abajo y se caía en el albero. Lo único que pudo sacar tras lo anterior fue una tanda de calidad con la mano derecha.

El segundo de la tarde sería para Iván Fandiño, el cual buscó de forma pujante volver a las andadas del triunfo. Recibiría a un astado manso y con querencia, que perdía las manos constantemente. Al caballo no acudió con clase, pues era falto de fuerza. Más tarde, en la faena, adolecía de embestida, y el diestro pudo sacarle alguna tanda con ambas manos, más destacable por la derecha. Algo pudo ligar, pero como se preveía, sin temple ni calidad hubo en la faena. Dio muerte, y pasó sin pena ni gloria.

Al quinto lo recibió a la porta gayola, el cual salió demasiado suelto y despistado. Fue mal llevado al caballo. El astado pecó de mansedumbre y desencaste evidenciados en un cabeceo de lado a lado. Tampoco supo corregir el torero ese defecto, dando pases por alto. No pudo bajarle la mano ya que el toro se caía. Lo intentó por ambos pitones y concluyó su actuación en la Feria con un espadazo caído y atravesado.

Turno tan esperado para Gonzalo Caballero ante un tercero con malos pares de banderillas. Brindó a su padre, recientemente fallecido. Lo toreó principalmente en el tercio. Otro toro que tampoco bajó la cabeza. Faltó transmisión a pesar de intentarlo el matador por ambos pitones. El tendido no pudo degustar una faena con fundamento ni por parte del toro ni del torero.

El último de la tarde para Gonzalo Caballero sería el que salió con las fuerzas, pues desde el inicio dejó detalles de calidad en su embestida. Salió presto al coso. Permitió una lidia adecuada, para más tarde pasar a una faena en la que hubo de todo. Tandas por la derecha, por la izquierda, y hasta manoletinas. El diestro hizo gala de repertorio, pero dejó patente algo de defecto de experiencia, y se notó en la poca conexión que hubo con el tendido. Se puede decir que fue el toro que más ofreció, y de donde más se pudo sacar. Tras una faena con algo de calidad, la estocada fue buena y certera, y tuvo un efecto ilusionante en el tendido, el cual pidió la oreja.

En general, una tarde en la que no se han visto toros bravos aunque alguno ha tenido clase. Tampoco se han apreciado toreros que supiesen lidiar, en todos sus tercios, al ganado. Muy esperada era la tarde por Gonzalo Caballero, al cual se le ha visto muy diferente con respecto al año pasado, faltándole esa entrega y transmisión para permitir que el aficionado llegue a casa diciendo:

¡He estado en los toros!”.

_________________________________________

Ir a la galería de la Maestra Muriel Feiner

_________________________________________

@pablobielsa5 

_____________________________