En Nimes… Juan Bautista por la puerta de los Cónsules

Anfiteatro romano de Nimes. Segunda de la Feria de la Vendimia. Sábado 17 de septiembre. Toros de El Puerto de San Lorenzo bien presentados salvo el cuarto bis escobillado. Destacó el segundo premiado con una vuelta al ruedo. 4°, 5° y 6° como sobreros.

Rafael Rubio ‘Rafaelillo’: oreja y silencio.

Juan Bautista: dos orejas y oreja.

Miguel Ángel Perera: Silencio en ambos.

Detalles:

Matinal en la que hay destacar el cambio de tres toros por romperse una mano.

Saludó en banderillas Javier Ambel tras parear el tercero.

__________________

Rafaelillo venia en sustitución de David Mora, lesionado en Albacete el miércoles pasado. Le toco un primer toco mansote pero con cierta calidad. Inicio su faena sometiéndole con la mano baja. Con su oficio, fue poderoso y dominador. El toro vino a mas aprovechando el buen pitón derecho Lo despacho de una casi entera suelta y contraria. Le cortó la oreja. Recibió el cuarto con una larga de rodilla, pero el tercio de varas, se rompió el burel su pezuña izquierda, fue devuelto, pero tuvo que estoqueado siendo imposible llevarlo al toril. Con el cuarto bis también lo recibió de la misma forma, pero el toro fue descastado y con peligro sordo, no dio opciones de lucimiento. Se silenció su labor.

El Torero de Arles, Juan Bautista tuvo la suerte con su lote. Con su primero, muy noble, lo recibió con verónicas muy templadas rematada con una larga de buena ejecución. Se gustó mucho durante la faena con toreo en redondos templados. Le cogió bien el sitio. Aprovecho todas las embestidas por ambos pitones muy relajado. Mato de una estocada a recibir que resulto contraria. Corta las dos orejas, y fue premiado de una vuelta al ruedo en el arrastre a toro n°52, de nombre Clavituerto, 522 kg nacido en 03/12. Con el que hacia quito bis, lo llevo al caballo por chicuelinas al paso de buen gusto. Pero el toro no tiene mucha clase y cabecea, Juan Bautista, con su oficio pudo conseguir estéticos muletazos. Lo mato de una casi entera suelta con descabello. La presidencia le regalo el trofeo, permitiéndole salir por la puerta de los Cónsules.

Miguel Ángel Perera, es el que menos suerte ha tenido con su lote. Además, le molesto el viento con el tercero, un toro descastado y justo de fuerza al que no le puede bajar la mano. Se lo quita del medio con una media espada trasera tras un pinchazo. Se silenció su labor. Sale el sexto, un toro que parece humillar, pero también se rompe una pezuña. Con el sexto bis, empezó su faena con la zurda pero al salir de un muletazo lo increíble ocurre: otro toro que se rompe la mano. Se va por el estoque y le clava una media. Silencio.

____________________________

@PhilippeGilMir

____________________________