En Mont de Marsan… Emilio de Justo a hombros, corta dos orejas

Plaza “Plumaçon” de Mont de Marsan. Última corrida de la temporada francesa. Sábado 1 de octubre 2016. Toros de Victorino Martín Andrés. Bien presentados en su conjunto, salvo el primero escobillado. Fueron encastados y dieron emoción, sobresali el sóexto. Tarde nubosa amenazando lluvia. Media entrada.

Manuel Jesús El Cid: Silencio y silencio tras aviso.

Emilio de Justo: Dos orejas y vuelta al ruedo.

Alberto Lamelas: Ovación y oreja tras aviso.

Detalles:

Antes el paseíllo Victorino Martín García y su mayoral recibieron un homenaje de la Peña Saint-Jean de Saint-Sever por el trayecto de la Ganadería.

El recortador ‘LandésBaptiste Bordes, quiebró a los seis astados de la A coronada y salió a hombros.

Saludó en banderillas Manuel Ángel Gómez tras parear el segundo.

La Peña Saint-Jean de Saint-Sever, organizadora del festejo, no encontró acuerdo con el ayuntamiento de Saint-Sever por lo cual se translado la programación en Mont de Marsan.

__________________

Manuel Jesús El Cid tuvó como primer oponente un Victorino escobillado del pitón derecho, cumplió en varas. Con la muleta, no consigue liar los pases toreando de uno en uno. El toro se queda corto y complicado, no consigue acoplarse el de Salteras. Lo mató con dos pinchazos y una media estocada agarrada y descabello. Quedó en silencio. Con su segundo, lo recibió con soberbias verónicas rematadas con dos medias. Tomó el burel dos varas cumpliendo. Pudo dibujar algunas tandas con la diestra, resultando tardo el toro. La lidia cambio en medio de la faena saliendo distraído de la muleta. No estuvo certero con los aceros, tras seis pinchazos, una entera desprendida y descabello, se silenció su labor con un aviso.

Muy buena actuación la de Emilio de Justo, que por segunda vez en su carrera se enfrenta con los astados cárdenos. El primero, astifino, que fue al caballo con alegría desde los medios y empujando, aunque su comportamiento cambió en el segundo encuentro. Sobresalió la labor del banderillero Manuel Ángel Gómez que tuvo que desmonterarse. Tras haber brindado al ganadero, inicia su faena por bajos con estilo. Supo aprovechar las buenas condiciones del pitón derecho, gustándose, dibujó series con la diestra templadas y relajadas de gran factura. Probó el otro pitón con la zurda que resultó más dificultoso. Se despide de su oponente con una buena estocada de efecto fulminante, que el presidente recompensa rápidamente con el doble trofeo. Salió el quinto, un toro muy en el tipo Albaserrada, otra vez el picador francés Gabin Rehabi, demostró su buen hacer en varas. Resultó algo complicado en el segundo tercio y con la muleta, el torero extremeño lo lidió por el pitón derecho. El toro se enteró rápidamente y midió mucho al torero que a base de valor y aguante lo sometió. Aunque en el término de la faena fue cogido aparatosamente, pero sin mayores consecuencias. Tras un metisaca y una estocada entera pero baja se le obligó a dar la vuelta al ruedo por su buena voluntad.

En el que, hacia tercero de la tarde, Alberto Lamelas no pudo lucirse con el capote. En varas, el toro fue bravo. Acudió con alegría desde los medios, empujando, el morillo por abajo, recibió tres puyazos en regla. En la muleta, resultó el burel tobillero y con peligro, se quedaba a mitad de pase. El torero jiennense lo lidió de uno en uno por ambas manos, cruzándose mucho. Fue una faena de valor ante la imposibilidad de lucimiento. Una estocada entera caída lo que le permitió recoger una ovación. Pudo lucirse con el capote el que cerraba plaza, un buen toro. También fue tres veces al caballo, pero con carioca. Brindó su última faena de la temporada a su apoderado Roberto Piles. El toro mostro muy buenas condiciones con el pitón izquierdo que el torero supo aprovechar. La faena creció de menos a más, cuajando naturales muy templadas. Remató su obra con una estocada entera caidita y descabello. Pudo cortar un apéndice tras un aviso.

Hay que resaltar la muy buena y valiente actuación del recortador Baptiste Bordes ante los seis astados de Victorino. Consiguiendo hacerles un quiebro cuando salían del toril, siendo ovacionado por el respetable en cada una de ellas. Brindó su última actuación a los tres aspadas y al ganadero. Fue sacado a hombros junto a Emilio de Justo.

____________________________

@PhilippeGilMir

____________________________