En Dax… Juan Leal conquista la corrida de l’Agur

Dax (Francia) 5ª y última corrida de las fiestas. Lleno de no hay billetes. Clima agradable. La corrida de l’Agur. Seis toros de El Parralejo. Doce puyazos. Cuadra de Heyral.

Antonio Ferrera: silencio tras aviso y una oreja.

Juan Leal: Saludos en el tercio y una oreja tras aviso.

Alejandro Marcos: Silencio tras aviso y silencio.

Detalles:

Saludó de Marco Leal tras parear al quinto

Presidente: Hugo Lavigne

_________________________

Esperábamos mucho de los toros de El Parralejo. Debidamente presentados, pero defraudaron. En su comparecencia con el caballo empujaron en el primer encuentro, luego nada. En la muleta, embestían en las dos primeras series y luego bajaba el ritmo.

Antonio Ferrera, sobre todo en su segundo, intentó reconquistar al público del Suroeste francés. Cortó una oreja tras una faena empeñosa y una estocada correcta. Parte del público, no siempre objetivo, aún le guarda resentimiento. Juan Leal realizó dos magníficas faenas clásicas, que terminaron con una secuencia tremendista. Le cortó una oreja al quinto que exigió el público. La segunda fue, con toda razón, rechazada por el presidente por la estocada. Alejandro Marcos ha toreado bien pero mató mal.

El primero, Infortunio, con 518 kilos, en su primer encuentro se creció en la pelea con el caballo. Un toro suelto fue muy difícil ponerlo en suerte. Empujó en el segundo encuentro. Juan Leal intervino en quites haciendo uno muy arriesgado. Antonio Ferrera citó para los primeros derechazos en donde el toro hizo el avión. También humilló con la izquierda; sin embargo, rápidamente el toro se volvió reservón y además se fue a menos y la faena también. Para concluir, dejó un bajonazo, un descabello y silencio.

El segundo, Jaleo, de 510 kilos es justo de presencia. Fue dos veces al caballo, se creció en el primer encuentro. El segundo fue un picotazo sencillo. Juan Leal brindó su faena al público; y comenzó con cambiadas. El toro anduvo suelto, aunque metió la cabeza en los primeros derechazos, y así continuó con la siguiente serie.

El arlesiano redujo la distancia pisando terrenos comprometidos. El bicho intentó huir; Juan al tenerlo sometido trazó muletazos en un reducido espacio. Se entregó en la suerte suprema, dejando una entera que tardó en hacer efecto, por lo que recurrió al descabello. Saludó en el tercio.

El tercero, Solterón, con 495 kilos, embistió a la capa de, Alejandro Marcos. Le puso en suerte en el caballo siendo mal picado, no obstante, se creció en el primero, no así en el segundo. Además fue mal banderilleado. El del Parralejo estuvo medido de casta. Buen comienzo tuvo la faena por la derecha, mostrando el toro cierta nobleza en su embestir.

Y, aunque el torero le lleva metido en la muleta le hizo un extraño. Otra buena serie por la derecha a un toro que va cambiando y se pone cada vez más soso. Lo que el público hizo notar. Por la izquierda, bonitos muletazos pero a la faena le faltó emoción porque el bicho no transmitió nada. Marcos pinchó en varias ocasiones. Metió una estocada perpendicular, y se desesperó. Encontró las mismas dificultades con el descabello. Silencio.

El cuarto, Sueño mío, con 530 kilos, estuvo mejor presentado que los tres primeros. Recibió un puyazo trasero, empujando en el peto. Buen quite de Juan Leal, porque el toro fue muy complicado para banderillear. Antonio Ferrera brindó al público. Dio pases por alto como inicio de su faena, para luego aparecer las primeras series que resultan correctas, en donde el toro hizo el avión con la derecha.

El toro es complicado por la izquierda. Ferrera insistió, intentó pero no le funcionó. El toro se apagó y no quiso más. Tomó la espada se fue varios metros para atrás y dejó una entera de efectos rápidos por lo que el de El Parralejo cayó rápido. Una oreja pedida por la mitad del público y cuestionada por la otra. División de opiniones por la concesión.

El quinto, Azacán, con 520 kilos, fue un toro bastante bien armado. Como los demás, empujó en la primera puya, no así en la segunda. Saludos de Marco Leal en banderillas. Juan Leal inició con una cambiada y luego dio derechazos de rodillas. El Parralejo era flojo y soso, y por consecuencia transmitió poco. Con la izquierda, le ocurrió lo mismo.

El francés toreó a lo clásico lo que resultó muy interesante y atractivo. Al toro le comenzó a pesar acudir, por lo que el torero redujo los terrenos. Estos muletazos hicieron reaccionar al público porque transmitieron.

Juan Leal pinchó, sin embargo, se empeñó en dejar una entera y quedó baja la espada, con hemorragia y de rápido de efecto. El público entusiasmado obligó a conceder una oreja; no obstante, el presidente rechazó autorizar la segunda, por el bajonazo.

El último toro de la Feria, Cantamisa, con 535 kilos, se creció en el primer encuentro con el piquero. También se creció en el segundo aunque fue poco picado. El toro fue noble pero le faltó vitalidad. Una buena serie por la derecha fue seguida de hermosos naturales. Alejandro Marcos toreó bien pero no se enteraron ni el toro ni el público. Mató mal tras una faena que se fue a menos.

_________________________________________

Les recordamos que el calendario de los festejos de los TorosenelMundo, lo hallarán aquí en nuestra sección de Calendario 

_________________________________________

Entrar a ver la galería fotográfica de Philippe Latour

_________________________________________

@ReboulThierry3

_________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

_________________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________________