En Istres… Juan Leal reitera el gran torero que sin lugar a dudas es

Istres. Domingo 28 de Octubre. Mil personas del aforo permitido. Toros de Gallon, Pagés-Mailhan, Fernay, Jalabert, Fernay y Robert Margé, correctos en presencia y han cumplido a cabalidad.

Juan Leal en solitario: Oreja; ovación tras aviso; dos orejas; oreja; dos orejas; y silencio tras aviso.

Detalles:

Se escuchó el Himno Nacional Francés

Tras el despeje de cuadrillas se recordó a las víctimas de la Covid-19 con un respetuoso minuto de silencio.

El alcalde de Istres, François Bernardini, dio el beneficio de este festejo a las instituciones que combaten esta terrible pandemia.

____________________________________

Juan Leal es el caso de un gran torero francés que ha sido incomprendido por muchos, porque no han sabido valorarle desde novillero en toda su dimensión como artista.

Situación que tras haber adquirido el grado de doctor en tauromaquia se consolidó merced a la madurez con la que fue evolucionando y ahora mismo es un luminoso artista que conquista su lugar de privilegio con sólidos argumentos.

En este reto de haberse encerrado con seis toros vuelve a demostrar todas las posibilidades que le detentan, y por ello ha salido izado en hombros como un auténtico héroe, como un indiscutible artista.

Seis diferentes toros con un denominador común un torero de verdad.

El que abrió plaza un toro de Hermanos Gallon, si bien es cierto que tuvo escasa casta, Juan estructuró la faena exacta para extraerle series meritorias de calidad sin fatigarlo. Lo que tras el espadazo, le hizo merecedor de una oreja.

El segundo ha sido un dócil toro de Pagès-Mailhan, en donde lució desde el prólogo con pases por abajo, y series de importancia, que cautivaron a la asistencia, la que de no haber fallado con el acero, le hubiera concedido las orejas, pero todo quedó en una ovación.

El tercer oponente fue de de Fernay, escalofriante péndulo de rodillas fue el inicio que consiguió imponerse en las expectativas del público, para después dejar una faena de inspiración que hizo evocar el ritmo, tras el punto final lució dos orejas.

Salió el toro de los señores Jalabert, un toro que se dejó y con el que volvió imponerse Juan, temple, buen gusto y armonía para tras las ceñidas manoletinas cortar otra oreja.

De Fernay fue el penúltimo de la sesión, al que saludó con el camotillo de hinojos, inició que cimbró. Banderilleó Juan junto con su primo Marco. Otras dos orejas fueron a la espuerta tras una faena de fina arquitectura y sólido contenido.

El que cerró plaza de Robert Margé le recibió en la puerta de toriles. Un toro con bondad al que dio la faena exacta con series de inconmensurable largura. Mal con los aceros y lamentablemente todo quedaría en el silencio.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________