Concejo Metropolitano de Lima diluye intenciones prohibicionistas

Finalmente, el Concejo Metropolitano de la Municipalidad de Lima según la regidora Martha Moyano, habría sancionado una moción “política” mediante la cual se plantea un exhorto a los funcionarios y miembros de directorios de entidades donde el municipio capitalino tiene representatividad, para que procuren no sean utilizados los inmuebles a su cargo para usos que conlleve maltrato animal.

En ese sentido, la Asociación Cultural Taurina del Perú a través de su presidente, el infatigable aficionado Jorge Luis Pérez, dio cuenta que en horas de la mañana de hoy “… sorpresivamente se incluyó en la agenda de la sesión del Concejo Metropolitano de Lima, el tema de la propuesta de un grupo de regidores que tienen como objetivo prohibir las corridas en la Plaza de Acho.

En el pedido inicial de este proyecto y para lograr sus objetivos se utilizaba el término “encargar” a los directores de la Beneficencia Pública de Lima (propietaria de la Plaza de Acho) que no alquilen los inmuebles que administran para actividades de maltrato animal, para posteriormente cambiar el témino por el de “exhortar”, para finalmente y gracias a la la campaña de defensa que se ha desarrollado y al darse cuenta que estaban actuando de manera ilegal, han optado por aprobar solo una declaración política, habiendose cuidado en el debate todos los regidores que votaron a favor, en aclarar que esta declaración no implica vulnerar ninguna norma ni sentencia del TC.”

Claramente y a la luz de los hechos, pero sobre todo por la férrea, decidida y oportuna acción silente pero eficaz de la ACTP que pudo convocar al sector taurino nacional recibiendo adhesiones y declaraciones públicas de apoyo —las cuales se remitieron al municipio—, así como el pronunciamiento de juristas y expertos en derecho, sumados a los propios argumentos de instancias al interior del Concejo Metropolitano como la Comisión de Asuntos Legales a cargo del regidor Eduard Diaz, que señalaban el riesgo al que incurrirían los ediles de haber aprobado un acuerdo que bajo esos términos hubiera sido absolutamente ilegal y atentatorio del derecho; los ha hecho disfrazar su pírrica “victoria”.

La misma pre citada regidora Moyano en su publicación en redes sociales se cuida de acotar los siguiente: “Dejando claro que una moción es una postura política en este caso de ámbito metropolitano que no debe vulnerar ninguna norma ni sentencias”

De acuerdo a ello, la actividad taurina queda a salvaguarda pues no le atañe consideración que la haga ver como ilegal pues tanto el orden normativo desde la misma Constitución Política, las leyes del Estado y las sendas resoluciones del Tribunal Constitucional del Perú la amparan, reconociendo además, su carácter de manifestación cultural.

Tarde han reaccionado los regidores animalistas de la Municipalidad de Lima, fomentadores en un inicio del proyecto arbitrario por el cual pretendían ordenar a la Benficencia de Lima no arrendar la Plaza de Acho para los festejos taurinos, reduciéndolo a una simple moción de carácter político que ni es vinculante ni mucho menos mandativa. De serlo así habrían sido pasibles de vacancia y acciones penales, tal como lo han señalado con taxativo sustento diversos juristas.

Una batalla más sorteada pero no la guerra.

Los intereses movidos en medio son tan oscuros que van desde los patrocinados por embajadores y organismos extranjeros de naciones que no solo no entienden nuestra cultura sino que buscan el propósito de imponernos la suya. No lo lograrán.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________