En Manizales… Bolívar se impuso al yugo español

Monumental plaza de toros de Manizales, sexto festejo de la feria taurina de la capital caldense, correspondiente a una corrida de toros, tarde de lleno parcial en la que se anunciaron toros de Juan Bernardo Caicedo, origen Domecq – Torrealta, desiguales de hechuras y dispares en comportamiento, cuatro de ellos pitados en el arrastre, destacando el segundo aplaudido tras ser desorejado.

Enrique Ponce: Palmas y palmas tras aviso.

Luis Bolívar: Dos orejas y palmas.

Pablo Aguado: Palmas tras aviso y silencio.

_________________________________

Tarde mayor la de hoy en Manizales, con un lleno parcial en sus tendidos y la expectativa puesta principalmente en dos ibéricos vendidos como de primer nivel; de un lado la veteranía y señorial expresión de Enrique Ponce, y de otra la profundidad esteta del sevillano Pablo Aguado, que en las últimas temporadas ha llamado gratamente la atención de aficionados y conocedores; junto a ellos el torero vallecaucano Luis Bolívar que es apuesta segura de emoción y entrega.

El insumo bravo, venia reseñado de la torifactoría del doctor Juan Bernardo Caicedo, “producto” pensado en las figuras y su selecto gusto por el toro noble y bobalicón que acude sometido y se entrega sin pelear, pasando hasta el cansancio, más por inercia que por bravura, bien llamado por el gran Victorino Martín como aquel que embiste en tonto; animales que, como sucede con el café cuando se le agrega demasiada agua, perdieron el sabor, la identidad y la esencia.

Toros y toreros para una tarde de triunfo, que no pudo ser debido a que ni los animales embistieron, cuatro de ellos se pitaron en el arrastre, ni las figuras pudieron hacer de las suyas debido a que sin toro no hay espectáculo, y sin verdad la fiesta pierde su grandeza; el señorío de Ponce quedo en sobadas a mansos embarulladas por la espada, y la estética de Aguado, quedó en una simple pantomima en la que se buscó, pero no se dijo nada, ejecuciones sin alma ni ganas.

Definitivamente, el plan de verano de figuras y figurines, haciendo la América se viene complicando, dado que ya han desfigurado tanto la fiesta y desvirtuado tanto al toro bravo, que ni ellos mismos se adaptan a las condiciones de ese nuevo animal que no es bravo ni noble, encastado ni dócil, más bien es un amasijo de casta mala, sustancia geniuda y limitada que desemboca o en la cornada o en el bostezo.

Por fortuna, a falta de toros que embistan, el caleño Bolívar embistió la tarde, destacando a su manera, toreando para el público y con su chispa tradicional, despertando la afición con ganas y entrega, demostrando que la única forma de superar este nuevo yugo al que nos han sometido figuras y figurines ibéricos, es recuperando la emoción y la entrega, las ganas y la ambición, pues la fiesta se llama brava y se apellida encastada, y no admite de tullidos ni enfermeros, ni algodones ni borregos.

Enrique Ponce: Con su primero Barbado (490 kilos) hizo gala de su ya conocida “labor de enfermero” sobando a media altura al limitado y mansurrón, acompañando el cansino trasegar del burel con pinturera muleta, que convence al incauto y novel espectador, pero que asfixia al aficionado que ya está cansado del engaño; con los aceros kilométrica estocada, dejando media y requiriendo del descabello, palmas.

El cuarto bis Talento (524 kilos) fue un completo Ferdinand, aparatoso de carnes, manso y lisiado, que termino por rajarse buscando la salida, y limitando las posibilidades del “artista” a un toreo funcional unipase, intrascendente y de bostezo. Con los aceros de nuevo pasa problemas, despachando tras un aviso y repetidos intentos; palmas y pitos en el arrastre.

Luis Bolívar: Quien venía en deuda de Cali tras no poder rubricar su tradicional triunfo a falta de toro (En esa tarde también estaban anunciados los de Juan Bernardo) en Manizales puso toda la carne sobre el asador, consolidado un toreo sin arte ni profundidad, pero con el valor y efervescencia, con el empuje y la entrega necesaria para despertar al aficionado; con su primero Temerario (500 Kg.) sin ser bravo fue lo mejor del encierro, permitiendo por momentos ligar y emocionar, un animal con movilidad, al que Bolívar toreo a su manera y al gusto de la galería, con la espada fue certero reclamando dos trofeos, palmas para el animal.

El quinto bis de nombre Aragonés (500 kilos) fue un toro de limitados pases e incierto comportamiento, al que el caleño supo despertar toreando de hinojos y con total disposición, de nuevo una labor limitada en estética, pero con ecos en los tendidos; con la espada se volcó poniendo la verdad por delante, llevándose aparatosa voltereta, palmas y pitos en el arrastre.

Pablo Aguado: En Manizales demostró porque su toreo aún no tiene trascendencia en nuestra América taurina, pues al igual que en Lima en La México y en Cali, su toreo no pasó de lo funcional y lo desangelado, de la entrega descafeinada y la inexpresividad indiferente.

Definitivamente un torero demasiado verde para ser vendido como figura, que cuando no debe vérselas con lisiados y tullidos, se embarulla con la espada dejando todo en intenciones.

Con su primero Legendario (476 kilos) paseo la muleta a media altura limitándose a acompañar el cansino paso de su rival, limitado en fuerza y descastado, su actuación no pasó de simples chispazos en los que se avizora el poder de su muñeca, pero que fueron inconexos e intrascendentes. La toledana negó todas las posibilidades, despachando tras aviso, palmas.

El cierra plaza Artillero (474 kilos) no le regalo ni un pase, acudiendo obligado y con la cabeza por los cielos, fue un burel que nunca se enteró y que terminó aburriéndose a falta de la chispa de un torero que se vino a menos, limitándose al unipase y a desplantes insulsos en busca de la aprobación de un público al que decepcionó. De nuevo un mar de dudas con los aceros ejecutando sin técnica, sitio y verdad, silencio.

_______________________________

@Manzanarestoro

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________