En Madrid… La lidia marcó la tarde, con un gran Octavio Chacón

Las Ventas. 4 de junio de 2018. Vigésimo octavo festejo de abono. Media plaza. Toros de Saltillo. El mejor fue el primero, bravo y encantado. Los demás fueron de comportamiento similar, pero algo más justos.

Octavio Chacón: Vuelta al ruedo y ovación.

Esaú Fernández: Silencio y pitos.

Sebastián Ritter: Silencio y silencio.

_____________________________

Salió suelto el primero de la tarde para Octavio Chacón. Muy bien lidiando desde los inicios, el toro se arrancó desde media distancia, y con fuerza tiró al caballo.  Desde más largo se arrancó en las restantes puyas. Durante el tercio de banderillas, los subalternos debieron estar muy atentos debido a la dificultad que suponía lidiar con el astado. Chacón comenzó su faena doblándose, pero destacó por supuesto, como enseño al toro a embestir, y en la faena se reflejó la buena lidia realizada. Hubo riesgo debido al cabeceo del toro, pero no se quedó sin fuerzas. Buen toro, al que se le dio vuelta al ruedo, lo mismo que el diestro. 

Con mucha transmisión salió el cuarto de la tarde al que se enfrentaría Octavio Chacón. Mostró el velo en el capote del torero, quien aprovechó para conducir su embestida en los medios. Lo colocó muy bien al caballo, a pesar de que la suerte no terminó de ejecutarse de manera correcta. Muy buen par fue el último De Vicente Ruiz, quien se desmonteró con humildad desde el burladero. La lidia fue muy complicada en banderillas, ya que el toro estaba aquerenciado hacia las tablas. Lo saco de primeras con la muleta Octavio Chacón hasta los medios con mucha habilidad. La lidia fue imposible a pesar de que el diestro puso todo de su parte. Decidió tomar la espada pronto para no alargar algo que no iba a llevar a ningún lado. La estocada fue entera y suficiente. El tendido entendió la dificultad y se levantó a ovacionar la actuación de Chacón.

Peor fue lidiado el segundo de la tarde para Esaú Fernández. Todo parecía un mar de capotes sin un torero que se impusiese. El primer puyazo lo recibió en el caballo de toriles. No fue para nada bien dada la segunda puya. En la muleta dijo menos, comenzando el torero a colocarse para dar tandas cuando el toro necesitaba que le enseñase la embestida. No se terminó de encontrar el diestro probando por ambos pitones pero no consiguió dicha embestida. Decidió tomar muy pronto los aceros para pinchar debido a su desconfianza. 

El quinto, de Esaú Fernandez, fue algo violento en el caballo, pues fue con la cara alta y con ánimo de estrellarse. En banderillas mostró algún problema, pero nada más allá de la realidad. Al comenzar la faena, el diestro ligó unas tandas de calidad por ambas manos, conectando con el público. El toro respondía cuando el torero se cuadraba, pero más tarde, al estar fuera de cacho, no pudo cuajar un todo de calidad. Le costó matar al astado, y escuchó el segundo aviso.

El tercero, para Sebastián Ritter, salió suelto también. Con tiento lo recibió el colombiano levantando los aplausos del respetable. Nuevamente la lidia a este toro fue de admirar, ya que la bravura del toro hizo que hubiera que estar pendiente en todo momento. En la faena, el diestro se arriesgó mucho, y hubo momentos de pánico debido a la parada del toro justo antes de embestir a la muleta. Le exigió, y dio varios sustos al intentar darle muletazos con clase. Pocas posibilidades ofreció, al ser algo bronco en sus embestidas, y carecer de clase. 

Sin hacer caso a los capotes salió el sexto y último de la tarde, para Sebastián Ritter. Se arrancó al caballo con fuerza y metió los riñones. Complicado lo tuvieron los banderilleros, quienes tuvieron que enfrentarse a un toro que no se movía y había que provocarle la arrancada con el propio cuerpo. El animal se quedaba a medio camino en la muleta desarmando al diestro, que propuso con habilidad. Mucha tensión se vivió cuando sin seda en mano le obligó a correr delante de los pitones el diámetro del ruedo terminando en una voltereta que pudo haber sido mucho más. Tuvo que tomar los aceros aunque tuvo complejidad.

En conclusión, la corrida que se ha presenciado hoy en Las Ventas ha estado marcada por la importancia de la lidia en los inicios para tratar de enseñar al toro en la embestida. Dicho lo anterior, los tercios de la lidia fueron a cuál mejor, y los toros ofrecieron posibilidades, tanto es así, que el primero toro fue premiado con la vuelta al ruedo. Se ha visto una corrida bien presentada, con mucha importancia y de peso, para quien venga a ver toros. Olé por los toros así. ¡Viva la Fiesta!

_____________________________

_____________________________

@Duenases 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________