En Madrid… La pasión de Gómez del Pilar se estrelló en el muro de la incomprensión presidencial

Las Ventas del Espíritu Santo. II Desafío Ganadero. Un cuarto de entrada. Toros de Palha (1º, 3º, 5º) siendo el primero un tanto peligroso y Hoyo de la Gitana (2º, 4º, 6º) bastantes desiguales en hechuras.

Rubén Pinar: Silencio y silencio.

Javier Cortés: Ovación y ovación.

Gómez del Pilar: Vuelta al ruedo después de evidente petición tras aviso y silencio tras aviso.

Detalles

Tras fuerte petición del tendido, no concedió el presidente de la plaza la oreja a Gómez del Pilar en el tercero de la tarde.

Fueron ovacionados los tercios de varas de Juan M. Elena El Patillas en el tercero y Pepe Aguado en el sexto.

_____________________

Abría plaza Rubén Pinar ante un Palha que salía algo suelto. Se estrelló en el peto del caballo. Una vez tomados los trastos para comenzar la faena, el animal demostró peligrosidad en su embestida, la cual solventó bien el castellano manchego. El toro se quedaba corto en el muletazo del torero. Concluyó con una estocada baja y descabello.

Más reticente aun salió el cuarto, de Hoyo de la Gitana, el cual no permitió el lucimiento en ninguno de los tercios. En el de banderillas decidió pararse, siguiendo con ese mismo comportamiento en la muleta, como si con él no fuese la cosa. La firmeza y experiencia de Pinar hicieron que matase más bien pronto y con oficio.

Se le recibió con aplausos al segundo de la tarde, de Hoyo de la Gitana, para Javier Cortés. Se lució en el caballo, arrancándose desde las lejanías en el segundo puyazo. Sin embargo, en la faena de muleta se fue a menos, quedándose corto en su embestida. El torero demostró su saber hacer. Menos suerte tuvo con los aceros, dejando un pinchazo y estocada caída.

Mucha nobleza mostró el quinto, al que Javier Cortés lidió con mucha inteligencia, dibujando unos muletazos de mucha clase. El toro acudió desde el inicio pero fue poco a poco desgastándose y todo perdió intensidad. Volvió a fallar con la espada, dejando media estocada tras dos pinchazos.

De rodillas en la puerta de los toriles recibió Gómez del Pilar a un Palha que se empleó bien en el caballo. Lo capoteó con chicuelinas y serpentina; posteriormente lució en un quite por zapopinas. El diestro continuó demostrando qué venía a hacer aquí, echando rodillas al albero tras el brindis al público asistente.

Para no agotar al astado demasiado pronto, decidió inteligentemente torear en distancias cortas. Se mostró valiente con la muleta dejando en el tendido venteño un muy buen sabor de boca. Concluyó con una buena estocada. La petición de oreja fue más que evidente, pero el presidente de la plaza no lo debió de ver así, no se pueden estrellarse las ilusiones, la pasión y la entrega ante el muro de la incomprensión del palco presidencial.

A portagayola volvía a recibir al sexto y último de la tarde, un toro soso en su embestida sin opciones en el tercio de muleta. Muy lucidas fueron las varas de Pepe Aguado. Finalizó con media estocada.

En conclusión, una fría tarde de septiembre con detalles torísticos importantes, pero ninguno de los seis aunó todas las virtudes necesarias que definen a un toro bravo.

Por la parte de los toreros, destacar el buen hacer de los tres, en especial, la faena de Gómez del Pilar en el tercero de la tarde, que tras cuajarlo bien y hacer sentir buenas sintonías al tendido, el presidente del coso no quiso conceder el trofeo. No podemos seguir destruyendo las ilusiones de los jóvenes toreros ante ese muro infranqueable de la incomprensión por parte de la presidencia. Hay que seguir construyendo tauromaquia y no derribando. Sólo de este modo podremos volver a casa diciendo con la cara bien alta: “He estado en los toros”.

___________________________________

Galería de la Maestra Muriel Feiner

___________________________________

@pablobielsa5

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________